Vuelo

Durante el vuelo se tienen sensaciones de deslizamiento, de suavidad, de seguridad y facilidad. Al poco tiempo desaparece esa preocupación por lo desconocido y pasamos a disfrutar con plenitud del momento.

Si las condiciones lo permiten, y siempre que el pasajero lo desee, podremos aprovechar las corrientes de aire (o sea las térmicas) para subir y ganar unos metros. Lo haremos con la misma técnica que un ave planeadora, como lo hacen los buitres por ejemplo y posiblemente volemos con ellos. De esta manera, también prolongaremos el vuelo. Aunque la duración del mismo siempre dependerá de las condiciones meteorológicas, la duración aproximada del vuelo es de unos 20-30 minutos.

En vuelo, podremos hablar, saludar o hacer fotos perfectamente. Durante el vuelo TandemTeam podrá indicarte los nombres de las montañas, mostrarte diferentes pueblos o explicarte la historia geológica del valle. La sensación de volar es placentera y relajante, y hay que decir que casi todos los pasajeros, una vez aterrizados, desearían haber volado más tiempo.

Para una buena descarga de adrenalina y para los pilotos más atrevidos, TandemTeam también podrá realizar alguna que otra maniobra más radical.

Share